fbpx
cicatrices, Tratamiento de Rosácea, Cliniderma 🥇

tratamiento de ROSÁCEA

Dermatología avanzada en manos expertas

CONOCE MÁS
SOBRE LA ROSÁCEA

El enrojecimiento de la piel y la aparición de venitas dilatadas, conocido también como cuperosis o rosácea, es muy frecuente tanto en mujeres como en hombres. Esto puede afectar en gran medida la vida social y laboral de las personas, es por esto que nuestros dermatólogos se toman el tiempo de explicar con claridad a los pacientes todo acerca de su condición, los posibles agravantes y cuidados para mejorar progresivamente la sintomatología.

¿CÓMO TRATAMOS LA ROSÁCEA?

TRATAMIENTO PARA LA ROSÁCEA

PREGUNTAS FRECUENTES

La rosácea es una afección crónica de la piel que consiste en la inflamación de la nariz, la barbilla, las mejillas, la frente o los párpados, y que puede aparecer como enrojecimiento, vasos sanguíneos prominentes similares a una araña, inflamación o erupciones en la piel en ocasiones parecidas al acné.

En cuanto a sus manifestaciones clínicas, en su primera etapa se presenta como un enrojecimiento transitorio que con el tiempo se hace persistente. Además, es común que aparezcan pequeños vasos sanguíneos dilatados que se denominan “telangiectasias”. Con la evolución del cuadro, pueden aparecer lesiones inflamatorias que tiene el aspecto de granos, que se denominan pápulas y pústulas, que muchas veces simulan un cuadro de acné. En su etapa más avanzada, puede ocurrir un engrosamiento de la piel y una dilatación de sus poros, hechos que le confieren a la misma un aspecto de cáscara de naranja. En los casos más extremos, este engrosamiento cutáneo puede derivar en una rinofima, que es cuando la nariz se ve exageradamente hinchada y enrojecida (esta situación es más común en hombres que en mujeres). De forma habitual, estos signos pueden acompañarse de síntomas tales como quemazón, ardor e incluso dolor de la piel afectada.

Sí, las pacientes con rosácea pueden maquillarse sin problemas, aunque es conveniente que utilicen productos de buena calidad y para pieles sensibles. Es preferible que el maquillaje no sea resistente al agua, ya que lo productos que deben usarse para su remoción pueden resultar agresivos para la piel afectada. En cuanto a la limpieza del rostro, se debe evitar exfoliar la piel afectada, debido a que esto irrita y empeora la rosácea. Además, conviene ser suave, no emplear agua muy caliente y usar limpiadores para piel sensible.

Debe evitarse exfoliar la piel afectada, debido a que esto irrita y empeora la rosácea. Además, conviene ser suave y no emplear agua muy caliente.

La rosácea es mas frecuente en personas de piel clara , y a pesar de que la incidencia máxima se inicia a partir de los 30 años, encontramos personas jóvenes con mucho eritema en pómulos y mejillas (eritrosis facial), que en ocasiones no es mas que el preámbulo de la rosácea. Suele afectar mas a personas expuestas a la intemperie.

Ir arriba