Las cicatrices son secuelas producto de una lesión anterior como granitos de acné, brotes de varicela, alguna herida antigua, cirugías, entre otras. Muchas veces causan una molestia estética importante porque se oponen a la armonía de la piel circundante, causan problemas funcionales (no permiten abrir bien la boca o los ojos), o incluso pueden causar picor o dolor.

Para el manejo de estas molestas lesiones contamos con diferentes alternativas con el Láser de CO2, el Fixer (radiofrecuencia fraccionada con microagujas), Nanopore (micropunción eléctrica), infiltraciones, etc.

NUESTROS TRATAMIENTOS APLICADOS A ESTA NECESIDAD
MICROPUNCIÓN-ELÉCTRICA
Nanopore
laser
Láser CO2
radiofrecuencia
Fixer
PREGUNTAS FRECUENTES

Independientemente del tiempo que lleve una cicatriz en alguna parte del cuerpo, es posible tratarla. Sin embargo vale la pena aclarar que entre menos tiempo lleve una cicatriz la mejoría es mucho mayor.

Es difícil determinar el número de sesiones ya que existen varios factores que determinan la mejoría en cada caso, como por ejemplo el  tamaño, protuberancia y tiempo que lleva la cicatriz. Para esto en la valoración inicial nuestros dermatólogos determinarán un plan de tratamiento personalizado.

Desde nuestra experiencia hemos visto que las cicatrices tienen mayor mejoría cuando se combinan varios tratamientos, es por esto que contamos con diferentes tecnologías y tipos de procedimientos con los cuales nuestros dermatólogos pueden definir un plan personalizado.