Es una condición de la piel caracterizada por el enrojecimiento permanente de la cara, especialmente en la región de mejillas, entrecejo, nariz y mentón con ocasional aparición de granitos que pueden simular el acné; ocasional piquiña o prurito, sensación de calor y aparición de pequeñas venas dilatadas.

Puede aparecer en cualquier momento de la vida pero es más temprana su aparición en pacientes de piel y ojos claros o que se expongan mucho al sol. Empeora durante épocas de calor o frío extremo, con la exposición a vapores y picantes.

Es completamente tratable y mientras más temprano se inicie el tratamiento mejor control y pronóstico tendrá.

 


No comments so far.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Website Field Is Optional.

COMMENTCOMMENT
Your NameYour Name
EmailEmail
WEBSITEWEBSITE